LA ESTRATEGIA DEL LEVANTAMIENTO RECONSTRUCTIVO

Abordamos en esta ocasión el proceso reconstructivo de un yacimiento arqueológico. En el mismo debemos plantear dos fases, independientemente de que lo hagamos con los recursos de la ilustración tradicional o mediante el empleo de lo que denominamos arqueología virtual, un término que se extiende más allá de la mera representación gráfica y sobre el que profundizaremos en otra ocasión.
La primera fase, que consideraremos como el procedimiento científico, es aquella en la que se lleva a cabo la reconstrucción. En dicha fase intervienen las fuentes principales que aportan la información. Estas fuentes son las siguientes:proceso-reconstructivo-marca-de-agua
EL REGISTRO ARQUEOLÓGICO: Aporta la base principal sobre la que se verterá el resto de información obtenida a través de otros campos del conocimiento. Sin embargo, también se aprovechan los datos aportados por otros yacimientos que se pueden utilizar como paralelos. Estos aportarán información sobre materiales empleados en la construcción, la técnica constructiva y la tipología de la planta.
EL REGISTRO ETNOGRÁFICO: De igual forma que en el punto anterior, algunos aspectos etnográficos del entorno inmediato del yacimiento que se reconstruye son válidos para la interpretación hipotética del modelo. Sus aportes son necesarios en el caso de identificación de paralelos como materiales, técnicas constructivas y tipología.
CONDICIONANTES GEOGRÁFICOS: El entorno, al igual que ocurre con los ejemplos que conocemos en el caso de la arquitectura vernácula, influye tanto en la elección de materiales de construcción como en los criterios de diseño que repercuten de manera directa sobre la elección de la técnica constructiva.
CÁLCULOS DIMENSIONALES Y SISTEMA METROLÓGICO: El conocimiento de la resistencia de los materiales por parte de quienes construyeron lo que hoy no son más que unos restos y el empleo de un sistema de medidas que establezcían patrones dimensionales incidieron en la aparición de módulos constructivos que tuvieron su repercusión en los criterios de diseño, siendo estos los elementos definidores de la planta y un hipotético alzado.
Todos estos factores permiten identificar los dos principales elementos que componen la ilustración, la TEXTURA y el VOLUMEN. Con ambos, la reconstrucción hipotética quedará lista para utilizarse como elemento de aporte de información gráfica, pasándose a la fase de recreación si se estima conveniente. El procedimiento divulgativo permite la inclusión de elementos y personajes en el modelo científico.
En la segunda fase, el proceso de recreación se completa con la ambientación del entorno. Una ambientación que se nutre de paralelos arqueológicos y etnográficos que aportan datos sobre cómo era la vida en el lugar. Asimismo, la iluminación también juega un papel importante en la recreación aportando tintes de realismo a la escena.
De la recreación, y en función de si es una ilustración tradicional o un modelo digital, se obtendrán los productos destinados al uso divulgativo. La imagen fija y el video se utilizarán en publicaciones, panelería, web, museos, exposiciones, etc. Se pretende conseguir un fin didáctico a través del cual la información obtenida en el registro arqueológico, que muchas veces no es más que una serie de datos que el profano en la materia no puede asimilar, llegue a todo el mundo en una forma fácil de entender sea cual sea la edad o la formación del destinatario final.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s